Estrategia en redes: entender, trabajar y combinar lo analógico y lo digital

Ya sabemos que Internet y las redes sociales están cambiando nuestra forma de relacionarnos, de hacer negocios, de hacer política,… y algunos ingenuos creemos que incluso puede cambiar la forma de funcionar de la Administración pública, aunque eso no se va a producir por el mero hecho de estar en las redes, sino que dependerá absolutamente del uso que las personas hagan de ellas, de cómo las gestionen.

Por ejemplo, en las elecciones europeas todos los candidatos usaron las redes sociales, pero no todos sacaron partido a las mismas. Muchos recordaréis las “meteduras de pata” de algún candidato haciendo selfies patéticos en el AVE u otras campañas igual de anodinas, tradicionales o propagandistas. Parece increíble, pero candidatos y equipos de grandes partidos demostraron no entender de qué van las redes.

En cambio hubo quien lo entendió y lo supo capitalizar, seguramente por la única y sencilla razón de llevar años utilizando, trabajando y gestionando redes. Fue sin duda la gente de Podemos quien mejor supo asimilar el legado de OBAMA, cuando ya en la campaña de 2007 utilizó magistralmente el efecto movilizador de internet y las redes, bien combinado conredes de voluntarios en el territorio y una certera estrategia digital. Lo explica bien aquí Marian F. Vascuñán.

Por tanto, para sacar partido a las redes no solo hay que estar, sino también entender, trabajar y gestionar. Mirar y afrontar las redes no como un canal más de comunicación -que también lo son- sino como una nueva forma de interacción, donde es necesario combinar el decir y el hacer”, lo analógico y lo digital.

Hace años que el maestro M. CASTELLS viene advirtiendo de que las redes sociales digitales son útiles para agitar y moviliza, pero en cambio no está tan contrastado su uso para “estructurar y construir”, y es ahí donde tenemos el reto.

 

Hasta ahora, las Administraciones han utilizando las redes mayoritariamente desde y para la comunicación (a veces como comunicación tradicional 1.0 o mera propaganda), como vienen analizando J. Ignacio Criado y Paco Rojas en sus investigaciones sobre el uso de redes en las Administraciones. Siendo esto útil y necesario -cuando se hace bien-, es claramente insuficiente.

Hay que ir mucho más allá, porque la esencia de la Gobernanza -una vez que se ha dejado de ser oposición y se pasa a ser Gobierno y dirigir la Administración-, ya no es tanto decir sino hacer, y para eso ya no basta la comunicación, sino que hay que profundizar en la calidad democrática y de servicio, en la gestión y la innovación. Este es el enfoque que nos parece adecuado para situar la estrategia digital y el trabajo en redes desde una organización pública.

A esto se tendrán que enfrentar los gobiernos que surjan de las próximas elecciones, a una profunda Innovación de lo público, que en estos años no ha hecho sino desvalorizarse por la irresponsabilidad y falta de medios en algunos casos, la corrupción en otros y una injustificada desvitalización “perpetrada” conscientemente por algunos gobernantes que se han limitado a vivir de rentas y dejar que muchos servicios públicos perezcan por inanición.

Algunos creemos que las redes pueden ser -entre otros- buenos instrumentos para ayudar a recuperar parte de la legitimidad perdida, para “volver a escuchar al ciudadano” y reiniciar un modo de interacción con la sociedad más abierto y transparente en una Administración mucho más ágil.

Hay pioneros que ya se han aventurado en esa dirección, y tenemos ejemplos de gobierno local como el del Alcalde de Jun y otros, o atisbos de una administración más arriesgada e innovadora, como muestra el uso del perfil twitter @policia, ejemplo de éxito y buena integración con los sistemas internos y de servicio de la propia Policía.

Porque, ¿qué pasa cuando un usuario puede poner de manifiesto una ineficiencia en el mismo momento en que se produce?, ¿y si además lo puede comunicar al Alcalde o máxima autoridad en ese mismo acto?, ¿qué ocurre cuando un ciudadano emprendedor puede producir una aplicación más ágil y amigable que algunos bodrios que tenemos a veces en nuestros servicios telemáticos?, ¿qué ocurre cuando se libera la información y los datos de las administraciones?… Ocurre que “empiezan a cambiar cosas”… Hablando del impacto de la transparencia , me contaba precisamente el Alcalde de Jun, que por el mero hecho de hacer públicos los datos de viajes del Consejo General del Poder Judicial, esa partida se había reducido cerca de un 40 % el primer año.

Tenemos que mirar las redes con otra mentalidad, pasar del postureo a la acción, y a la combinación virtuosa de lo analógico y lo digital.

Y para ello tenemos que interpelar no solo a los community managers, sino sobre todo al conjunto de funcionarios, directivos y gobernantes, porque ellos son los que tiene que hacer ese cambio cultural, ese cambio de mentalidad para innovar radicalmente la administración en esta nueva era de los Millenials y siguientes generaciones que vienen pisando fuerte.

 

Este es el enfoque que podéis encontrar en “Gestión inteligente de las redes en la Administración”, donde junto a mi colega y amigo Oscar Cortés, miramos y analizamos también experiencias pioneras tanto nacionales como internacionales, desde Chile, Brasil, USA o Reino Unido, hasta casos del País vasco, Cataluña o Andalucía, entre otros.

El libro desmenuza además con detalle otros requisitos para una gestión inteligente (disponer de equipos e infraestructuras, entender “que es una comunidad” y aprender a gestionarla, medir y evaluar la presencia en redes,..) y las cinco utilidades más claras que hasta ahora hemos visto con mayor impacto para las Administraciones: Escucha e Innovación, Comunicación, Participación, Prestación de servicio y Gestión de crisis…. Que no solo de comunicación viven las administraciones. Afortunadamente.  ¿Te lo vas a perder?.

 

PD.- El día 21 de enero se presenta en la Casa del libro de Bilbao.

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones destacadas
Twitter: admoninteligent
Anuncios
Sobre nosotros
Antonio Díaz Méndez
Sociólogo y gestor público. Experto en Estrategia y Administración Inteligente (Saber mas..)

Eloy Cuellar Martín
Profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid. (Saber mas..)