Impulsando el Gobierno Abierto desde dentro. Siete pasos para el #Ogov

La asistencia a un congreso casi siempre es estimulante. Es lo que me ocurrió hace unos días en el de Gobierno Abierto organizado  por la Asociación Valenciana de Politólogos  . Además de poner cara y cuerpo a unos cuantos amigos virtuales,  aprender de algunas ponencias y presentar el libro de Oscar Cortés , pude escuchar a David Jordán hablar sobre “claves para devolver el poder a los ciudadanos”  lo que me provocó una reflexión paralela, pero vista desde dentro de la Administración (él lo mira desde la sociedad civil).

Aquí os dejo 7 pasos necesarios para impulsar un Gobierno y Administración abierta, desde dentro:

1.- Conoce bien el significado e implicaciones del #Ogov. Ponte las pilas.  Además de la estatal, existen ya leyes e información institucional suficiente y de calidad, como la del Gobierno Navarro  -ver su hoja de ruta- , el Gobierno Vasco  o la Junta de Castilla y león -10 ideas para hacer tu ayuntamiento abierto – , entre otras  (Extremadura, Andalucía, Galicia, Asturias,..).    También en la Administración del Estado hay aportaciones muy interesantes, como las de miembros destacados de  ASTIC  (Emilio Garcia,…) o estudios e informes de organismos como el ONTSI  o Red.es, entre otros.

Pero pensando en la divulgación interna y rindiendo culto a los pioneros, hay un video excelente elaborado por el equipo de la  Xarxa IP  en Cataluña que ya casi es un clásico, ideal para trasladar este enfoque a funcionarios, políticos y  sociedad civil.

Finalmente, desde el punto de vista académico están apareciendo constantemente aportaciones, entre las que cabe citar por su carácter pionero,  las de Manuel Villoria, Álvaro Ramírez Alujas, J. Ignacio Criado y el grupo de investigación y debate generado en torno al GIGAPP.

2.-Identifica los “intraemprendedores”. No es difícil si eres uno de ellos (en caso contrario te costará más, aunque lo puedes conseguir si pones empeño). Están por todos lados, quizás más en la parte de abajo y entre los mandos intermedios. También puede haber algunos en la Dirección -si es así, tanto mejor, se gana mucho tiempo- . Son gente a la que le gusta su trabajo, pone empeño en hacer las cosas bien, le gusta el servicio público y tiene vocación para ello. Son muchos, y aunque algunos están en estado de aplatanamiento  burocrático, seguro que en tu organización ya hay alguien trabajando en ello.

3.-Encuentra  los “presuntos implicados”,  responsables de departamentos, áreas o servicios  “presuntamente” más relacionados,  a saber:  Web, E-administración, Calidad e Innovación, Comunicación, Participación, Tecnología, Atención Ciudadana, Área social, ….. y siembra un poco más el virus de la innovación entre ellos y sus responsables: “es un proyecto necesario, los de tal sitio ya lo han hecho, nos quedamos atrás, los vecinos que dirán, vamos a ser los últimos en esto, hay que mejorar la calidad democrática, ……”

Como siempre que aparece algo nuevo -un nuevo espacio de trabajo-, se desencadenarán luchas por el poder, por el liderazgo, quien lo lleva… etc.  Es lo habitual en las organizaciones. Si estás en una demasiado “tóxica”, esto puede paralizar o ralentizar el cambio. Tú a lo tuyo, si eres un innovador sabes que lo que toca es tender puentes entre equipos y personas, hablar de proyectos y acciones,  de colaboración, pero sobre todo “hacer cosas”, aunque sean pequeñas, con resultados para los ciudadanos y a ser posible con su colaboración.

Llegarás  rápidamente a la conclusión de que esto tiene que ser  un proyecto transversal, de cambio cultural, que afecta a todos los niveles (político, técnico, ciudadano) y a todos los departamentos, tanto los más “hard”  -con la iglesia hemos topado- como a los más soft de la organización.

4.-Busca aliados en la sociedad civil. Seguro que en el entorno de tu organización hay agentes interesados: ciudadanos, empresas tecnológicas o desarrolladoras, profesores universitarios, activistas de partidos políticos o entidades, ciudadanos implicados en la transparencia y la apertura democrática…etc. Búscalos, escúchalos e invítalos a participar, tanto a través de las redes sociales digitales como de las estructuras existentes en tu territorio.

5.- Intégralo en la estrategia de la organización. Si ya hay caldo de cultivo, llegará el momento de poner algo de orden en el caos. Esto es algo más complicado y depende de cómo hayan ido los movimientos anteriores y cómo sea tu Organización.  Una forma racional de hacerlo es a través de un Plan Estratégico. Sin duda el “Gobierno Abierto” puede y debe ser una de las grandes líneas estratégicas de cualquier  Administración en este momento, como gran vector de cambio interno. De este modo se integran objetivos, proyectos y actuaciones.

Llamadle como queráis: Plan de acción para la Transparencia y el Gobierno Abierto,  Estrategia y Actuaciones de Gobierno Abierto, Plan de Innovación..…etc. No  hay que cegarse con los nombres. Compaginará acciones normativas y de gestión. Lo importante es lograr visión global, coherencia de objetivos y realizar actuaciones concretas con carácter transversal  y coordinadas desde diferentes áreas.

6.-Haz algún piloto ¡Ya!.  Los planes estratégicos 2.0 son abiertos y conjugan la planificación y la acción en tiempo real. Deben hacerse de forma participada e implicando a la organización y a los ciudadanos, y eso lleva tiempo  -que no os cuenten milongas de que se puede hacer en 3 meses- . La participación es barata en dinero aunque costosa en tiempo, pero nada nos impide incorporar pilotos en espacios cortos de tiempo (entre 3 y 6 meses), que darán la oportunidad a los políticos de “presentar  y vender algo”  en plazo corto, cosa que por otra parte es razonable y necesaria.  Podéis hacer un piloto de datos abiertos o transparencia  y presentarlo en muy pocos meses. Si sale bien reforzará la estrategia,  si sale mal aprenderéis rápido y a rectificar.

7.- Empieza a hacer Formación. Incluye en el próximo plan formativo acciones relacionadas con estas materias: transparencia, participación, colaboración, redes sociales, planificación 2.0,…etc.  Todo lo que ayude a desarrollar la estrategia y  acciones que has definido anteriormente. Este asunto ha venido para quedarse, es un nuevo vector de cambio para las Administraciones.

Con estos 7 pasos habrás logrado bases sólidas para comenzar a implantar un gobierno y administración abierta, para empezar también a “hackear la Administración” desde dentro.

 

Todo ello no te impedirá contribuir a buena parte del suflé institucional montado en torno a este concepto. Hay muchos más manuales teóricos de cómo hacer las cosas que experiencias prácticas implantadas, pero de eso hablaremos en otro momento.

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones destacadas
Twitter: admoninteligent
Anuncios
Sobre nosotros
Antonio Díaz Méndez
Sociólogo y gestor público. Experto en Estrategia y Administración Inteligente (Saber mas..)

Eloy Cuellar Martín
Profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid. (Saber mas..)