Los documentos que aportan nuevas visiones, las publicaciones más interesantes. Las novedades editoriales.

 

Gestión Inteligente de las redes sociales en la administración pública

Portada de la publicación

 

Autores: Antonio Díaz Méndez y Óscar Cortés
Edita: Agencia de Evaluación y Calidad del Ministerio para las Administraciones Públicas.
Colección: Ciencia de la Administración
ISBN: 978-84-7777-436-5

 

Descarga

 

 

 

Administración Inteligente

Administración Inteligente

 

 

Autores: Antonio Díaz Méndez y Eloy Cuellar Martín (Coordinadores).
Edita: Agencia de Evaluación y Calidad del Ministerio para las Administraciones Públicas.
Patrocina: Ayuntamiento de Alcobendas.
Colección: Estudios y Documentos.
Extensión: 404 págs.

 

 

 

 

Contenidos

Con Administración Inteligente, Antonio Díaz y Eloy Cuéllar han pretendido realizar una aproximación sugerente a la Administración Pública Española, a partir de un cambio de perspectiva que rompe con el tradicional discurso pesimista que dibuja a la Administración como una institución incapaz de acometer con profundidad el proceso de modernización que viene pregonando desde hace décadas.

Este enfoque positivo y motivador se manifiesta ya desde las primeras páginas con la consideración de que “la actual etapa histórica marcada por la crisis supone una oportunidad para la revalorización del papel de la Administración Pública, como instrumento necesario y de gran utilidad para unas sociedades inmersas en una cierta incertidumbre”. El rotundo argumento de partida deviene sin embargo en un desarrollo fundamentalmente práctico de la obra. Los autores defienden que, “de la capacidad de la Administración Pública para adoptar un planteamiento inteligente en esta nueva etapa, dependerá la revalidación de su legitimidad por la ciudadanía”, y para ello proponen diferentes aspectos de la gestión pública que son susceptibles de ser abordados desde otro punto de vista, siempre tratando de ampliar el limitado “campo de lo posible”.

Este enfoque positivo y motivador se manifiesta ya desde las primeras páginas con la consideración de que “la actual etapa histórica marcada por la crisis supone una oportunidad para la revalorización del papel de la Administración Pública, como instrumento necesario y de gran utilidad para unas sociedades inmersas en una cierta incertidumbre”. El rotundo argumento de partida deviene sin embargo en un desarrollo fundamentalmente práctico de la obra. Los autores defienden que, “de la capacidad de la Administración Pública para adoptar un planteamiento inteligente en esta nueva etapa, dependerá la revalidación de su legitimidad por la ciudadanía”, y para ello proponen diferentes aspectos de la gestión pública que son susceptibles de ser abordados desde otro punto de vista, siempre tratando de ampliar el limitado “campo de lo posible”.

El primer capítulo, que da marco a la obra, define los rasgos que han de caracterizar a una Administración Inteligente, y para ello toma como referencia el pensamiento del filósofo José Antonio Marina, quien define cuatro factores clave sobre los que ha de basarse cualquier intervención que pretenda tener posibilidades de éxito: los elementos particulares de la Administración, las personas que la conforman y sus potencialidades, los modos de interacción tales como relaciones, comunicación, etc., la información disponible y el Clima afectivo.

El posterior desarrollo del libro trata de objetivar el concepto “Gestión Inteligente” a partir de intervenciones en ámbitos de la gestión como el liderazgo, la productividad o la innovación tecnológica con un análisis detallado de las herramientas más apropiadas para la efectiva “gestión del cambio”. La lógica de los capítulos rompe con la dicotomía “gestión pública” versus “gestión empresarial” tratando de identificar las metodologías que han resultado exitosas independientemente del ámbito del que provengan.

La incorporación de la participación ciudadana por medio de diferentes cauces (planes estratégicos, presupuestos participativos, memorias, consultas, etc.) plantea una evolución en la forma de gobernar nuestras administraciones. Estamos pasando, en el marco de un modelo de Administración relacional, a nuevas formas de “Gobernanza” que ponen el énfasis aspectos tales como la gestión ética y la cada vez más necesaria transparencia en las organizaciones. El libro presenta soluciones y buenas prácticas fácilmente trasladables a diferentes contextos.

Una publicación heterodoxa para un tiempo de cambios que parte del objetivo de aportar una visión renovada de la Administración Pública para lo que requiere necesariamente de una apertura a otros campos de actividad. Esto se pone de manifiesto en la pluralidad y diversidad de los autores participantes: José Antonio Marina, Joan Prats, Michael Barcelay, Constantino Méndez, Blanca Olías, Carlos Losada e incluso Jorge Valdano, que aporta algunas claves sobre el liderazgo de Guardiola.

En definitiva, con “Administración inteligente” nos encontramos ante una propuesta novedosa en varios planos: el enfoque, las temáticas y los autores.


Las TIC en la Administración Local del Futuro

Las TIC en la Administración Local del FuturoAutores: Varios.

Edita: Las TIC en la Administración Local del futuro, Colección Fundación Telefónica-Ariel, 2008.

Extensión: 363 págs.

Contenidos

Las TIC en la Administración Local del futuro es un estudio que analiza y aborda la situación actual y los retos del uso que la Administración española hace de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

El volumen identifica aquellas áreas en las que las TIC pueden resultar más útiles y eficaces, al tiempo que presenta los modelos más adecuados para llevarlas a la práctica.

A través de un amplio trabajo de investigación el ensayo dibuja un mapa tecnológico del uso de las TIC en el ámbito de la gestión local y de los indicadores que reflejan con precisión la realidad de las TIC en las entidades locales. El volumen destaca el hecho de que 2008 puede definirse como el año de la Administración electrónica, ya que actualmente proporciona un servicio público a través de varios canales: por orden de uso, Internet y el presencial son los canales más utilizados por los ciudadanos, seguidos del móvil, el canal telefónico y la TDT. Otra pieza esencial en todo este proceso de cambio la constituye el DNI-e.

En la actualidad, las TIC son ya usadas en un altísimo porcentaje en los servicios de atención al ciudadano (lo hace un 91% de las entidades), los servicios de información (64%) y los servicios de notificación (37,8%).